Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Entrenamientos
para la Salud y la Vitalidad

Cómo mejorar la fertilidad

Cómo mejorar la fertilidad
No poder tener hijos cuando se desea puede ser una de las experiencias más complicadas tanto a nivel personal como de pareja. El diagnóstico y los tratamientos producen un camino lleno de alteraciones emocionales y estrés donde la pareja vive esta etapa de un modo muy intenso influyendo en su relación  y en el resultado final del tratamiento. La forma de afrontar este  contratiempo varía según la estabilidad emocional de cada persona.
 
La mujer, suele dar más importancia al hecho de ser madre y normalmente son ellas las que sufren  la mayoría de los tratamientos, lo que afecta mucho a su estado emocional, produciendo ansiedad y complicando  aún más el problema.
 
Los hombres, sufren estrés y son más introvertidos. Aunque a muchos les gustaría ser padres, no han recibido la misma presión social.
 
Muchas de las parejas que tienen dificultades para concebir hijos pueden sufrir  trastornos emocionales como: ansiedad, tristeza, incertidumbre, rabia, frustración y miedo. Todas estas emociones generan más problemas para la concepción y también problemas en la pareja.
 
Para que los tratamientos tengan más éxito es muy importante el estado emocional.  Estar más calmados emocional y mentalmente les ayudará a tener más posibilidades de lograr un embarazo con éxito.
 
El motivo de la infertilidad puede ser debido a muchos factores:
 
En la mujer podría ser debido a: Endometriosis, obstrucciones y alteraciones en las trompas de Falopio, anomalías en el Útero, problemas Ovulatorios.

En el hombre podría ser debido a: Obstrucción de Conductos, problemas en la Próstata, alteraciones en la Eyaculación o Erección, alteraciones en el Semen o en los Testículos.
 
Nos sorprende cada vez más que la mayoría de las parejas, que están en una fase de infertilidad, cuando recogen todas las pruebas que les han realizado han resultado normales. Quizás por eso sería conveniente buscar otras alternativas a los tratamientos convencionales más naturales y con menos efectos secundarios.
 
La Infertilidad según el paradigma oriental
 
En nuestro cuerpo tenemos una red de canales o meridianos por donde circula la energía que están conectados con todas las partes de nuestro cuerpo. La energía producida por los órganos y las vísceras circula por estos canales y nutre todos los tejidos. Cuando se produce un desequilibrio energético (una falta o exceso) la sangre y la energía no llega correctamente donde debería de llegar produciendo diferentes síntomas como: dolor, tumefacción, congestión, calor, frío, etc. Estos trastornos pueden ser producidos por factores internos o externos que atacan y perturban el equilibrio en nuestro cuerpo.
 
Existen diferentes causas que pueden producir un desequilibrio en nuestro cuerpo dificultando  la concepción como:
  •  Una insuficiencia o estancamiento de energía o de sangre que no nutre el útero, y no produce suficientes estrógenos para que madure el folículo ni se engrose la pared del endometrio.
  • Una insuficiencia y debilidad de la energía de los riñones que está relacionada con la infertilidad.
  • Un exceso de humedad en el cuerpo que impide la fertilización.
  • Una dieta desequilibrada o ingesta de alimentos fríos o en mal estado.
  • Un exceso de trabajo o un periodo prolongado de estrés.
  • Otra de las causas más importantes son las emociones.
El tratamiento consiste en restablecer el movimiento de sangre y de energía  que esta obstruido  y recuperar ese desequilibrio emocional y energético, preparando el cuerpo para estar en buenas condiciones consiguiendo un embarazo sano y natural.

Cada caso es diferente y no se puede garantizar el embarazo. Lo cierto es que es un tratamiento de fertilidad seguro, sin efectos secundarios que aumenta la posibilidad de conseguir un embarazo natural, bien como tratamiento único o combinado con tratamientos de fecundación in Vitro o Inseminación artificial. Esto le ayudará a mejorar la calidad de vida durante este periodo y recuperarse más fácilmente.

Estas consultas están dirigidas a parejas que desean preparar su cuerpo para un futuro embarazo, como a las que llevan tiempo intentándolo pero no lo consiguen sin ningún problema concreto diagnosticado.
 

 
Contacta para mejorar tu fertilidad